Un dato, sin importancia aparente, salvó su vida.

Recientemente tuve oportunidad de compartir escenario con Carlos Páez, uno de los sobrevivientes del accidente de los Andes. Donde un grupo de jóvenes lograron sobrevivir 72 días en un clima extremo luego de un accidente aéreo que los dejara a 4000 metros de altura.

Desde luego fueron varias las cosas que me llamaron la atención, una de ellas fue el relato de cómo, días después del accidente, una avalancha cubrió por dentro y por fuera la parte del avión donde se encontraban:  Continuar leyendo “Un dato, sin importancia aparente, salvó su vida.”

4 consejos que ejemplifica “El Donero Loco de Amor”

Germán Larry Donas El Donero de Amor cantando

Internet toma modas, y unos de los personajes de moda en redes sociales es Germán “Larry Donas”, también conocido como “El Donero Loco de Amor”.

Lo que llamó mi atención fue el leer que Espinoza Paz desea hacer un dueto con él. Lo que sin duda puede ser el detonante para que muchos sueños de Germán, se vuelvan realidad.

¿Pero a qué se debe su éxito? Sin duda es más que solo suerte. Estas son las 4 cosas que rescato de la historia de este singular personaje: Continuar leyendo “4 consejos que ejemplifica “El Donero Loco de Amor””

Hecho es mejor que perfecto.

Hecho - Palomita

Seguramente te ha pasado una situación así:

Era un proyecto importante, quería terminarlo cuanto antes, que quedara perfecto. Pero mi mente parecía no querer cooperar.

Las ideas no fluían y mi cuerpo y mente estaban en mi contra: “Como que ya hace hambre, mejor primero como y luego ya me podré concentrar.”; “Este párrafo no está bien, lo voy a borrar y volver a empezar.” y así un sin fin de ideas volaban por mi mente. Impidiéndome avanzar.

Sin duda alguna preocuparnos por hacer las cosas y por buscar hacerlas lo mejor que podamos y cada vez buscar hacerlo aún mejor es tremendamente bueno. El problema está cuando nos presionamos tanto por buscar la “perfección” que nos estresamos a un grado tal que nos bloqueamos y no podemos avanzar. 

Ahí es donde existe una frase que me ha sido muy útil para retomar el control:

Continuar leyendo “Hecho es mejor que perfecto.”

¿Qué elijo creer?

DichoAlguna vez escuché que alguien comentaba: Siempre hay un dicho para toda ocasión”. Y posteriormente explicó: Y es que hay tantos dichos y refranes, que algunos se contradicen, así que puedes decir un dicho para opinar en un sentido u otro. 

Por ejemplo, si crees que madrugar es muy importante dirás:

“Al que madruga dios le ayuda.” Refrán popular.

Y, por otro lado, si crees que madrugar no es importante, puedes decir:

“No por mucho madrugar, se amanece más temprano.” Refrán popular

¿A qué voy con esto?

Vivimos en un mundo tan lleno de información, que hay información que va en un sentido y en otro, ambos con algo de verdad. Es importante aprender y conocer los diferentes puntos de vista, pero al final, tenemos la oportunidad de elegir lo que consideramos mejor. Aquello que nos fortalece y nos ayuda a trabajar en nuestros sueños.

Yo elegí reemplazar la frase:

“El que nace para maceta, no pasa del corredor.” – Refrán popular

Por esta frase tomada de la canción “Tú y las nubes”

“Yo no nací pa’ pobre, me gusta todo lo bueno.” – José Alfredo Jiménez

Elijo creer que:

“El que es gallo, donde quiera canta.” – Refrán popular

“El optimismo firme y paciente siempre rinde sus frutos.” – Carlos Slim

“El pesimista se queja del viento; el optimista espera que cambie; el realista ajusta las velas.” – Anónimo

“Queda aroma en la mano que da rosas.” – Proverbio Chino

“Tanto si crees que puedes, como si crees que no puedes, tienes razón.” – Henry Ford

Y tantas y tantas frases más que me ayudan a mentalizar mi mente en lo positivo. En el como sí. Y no es que siempre esté positivo, a veces como todos me pongo a ver el vaso medio lleno (que siempre está lleno, pero bueno, eso es otra historia). Pero frases como estas me ayudan a retomar el enfoque correcto, ese que me ayuda a avanzar. 

¿Cuáles son tus frases favoritas?

Los problemas que me gusta tener

Solucionando problemaQuiero bajar de peso. Tengo mucho trabajo. Traigo gastos adicionales en la casa… Esos y otros muchos problemas, son problemas que me gusta tener.

¿Cómo?

Sí, a veces nos sentimos abrumados por problemas que tenemos. Pero si nos permitimos ver desde otra perspectiva, nos daríamos cuenta que son problemas que da gusto tener. Por ejemplo:

– Quiero bajar de peso. Es un problema que me gusta tener, es consecuencia de que puedo comer más de lo que necesito, que mi esposa cocina muy rico y que mis amigos y familiares siempre se desviven en atendernos.

– Tengo mucho trabajo. Es un problema maravilloso, que muchas personas que no tienen un empleo desean tener. Además mi trabajo es la forma en que ayudo a otras personas y que puedo procurar un ingreso para mi y mi familia.

– Traigo gastos adicionales en mi casa. Este es mi problema favorito, causado por una integrante que está por llegar a mi familia y que estamos esperando con muchísima alegría.

De tus problemas, ¿Cuáles te gusta tener?