Disfrutar lo que se tiene

Cuando estudie mi carrera lo hice fuera de mi ciudad de origen. A todos los alumnos que “veníamos de fuera” se nos llamaba “foráneos”.

En cierta ocasión platicaba con un compañero foráneo de mi ciudad, y me contaba de como extrañaba a su familia; amigos de la infancia; puestos de comida con un sazón único; las calles; el poco tráfico; y un largo etcétera.

Finalmente llegaron las vacaciones, y ambos volvimos a nuestra ciudad – o “nuestro rancho” como le dicen a las ciudades de los foráneos-. Casualidades de la vida, nos volvimos a topar, ahora en nuestra ciudad. Y comenzó a platicarme de como extrañaba Saltillo, su clima; las comidas de allá; la escuela; los amigos de la escuela; y otro largo etcétera.

Total, que estando en Saltillo quería estar en Piedras Negras; y estando en Piedras extrañaba Saltillo.

¿Porqué te comparto esta historia?

Porque todos, en algún momento hemos hecho algo similar. El ejemplo más claro es que deseamos haga frío en tiempo de calor; y queremos calor en tiempo de frío.

O a veces simplemente deseamos una casa más grande, y no disfrutamos la que tenemos. Quisiéramos comer fuera, y no disfrutamos del rico sazón de la casa. Queremos vernos mejor, y no disfrutamos el simple y maravilloso hecho de poder ver.

Cuidado

Es importante soñar.

Pero que nuestros sueños no nos impidan disfrutar el presente.

En el camino a nuestro sueños, la recompensa no está en la meta. Sino en el trayecto.

6 opiniones en “Disfrutar lo que se tiene”

  1. Vicente, me encantó tu historia como siempre!! En nuestro caso que tuvimos que cambiar de residencia si fué radical, clima,comida,ideología, etc. etc. etc. Hemos re-aprendido a valorar hasta la más mínima brisa de aire fresco :-( Tienes tooooda la razón hay que disfrutar cada dia!! Pero eso sí, no cambio x nada mis antojitos chilangos; Huarache con bisteck y salsa, deliciosos sopecitos, Suculento pozole en todas sus versiones, Adiposas gorditas de chicharrón, Ricas quesadilas de 30cm, Nutritivos tamales en hoja de maiz y sin olvidar Sublimes tacos al pastor, hmmmm Cómo los extrañoooooooooo :´-( Ya ves, ya me hiciste extrañar más a mi rancho!!

    1. Jejeje que bueno que extrañe su ranchotototote, que tenga tan buenos de él.

      Mientras esté en este nuevo rancho disfrute lo que tiene ahí. :o)

      Y lo bueno es que cuando vuelva a su rancho lo disfrutará aún más.

  2. estoy muy de acuerdo con lo expresado, sera el ego el que como dices nos impide disfrutar el momento presente. felicidades.

Deja un comentario