Es imposible… ¡Hasta que lo logras!

¿Que tu voz se escuche perfectamente al otro lado del mundo? ¿Transportarte por el aire? ¿Atrapar un sonido? ¡Imposible!

Es imposible, eso les dijeron a quienes soñaron con el teléfono, avión y fonógrafo respectivamente. Hoy, son una realidad.

Probablemente ya lo sabías. Así que, ¿A qué quiero llegar con esto?

En ocasiones, cuando soñamos despiertos, alguien, quizá nosotros mismos dirá: Es imposible. Es más la actual definición de sueño dice textualmente: “(…) proyecto, deseo, esperanza sin probabilidad de realizarse”. Es decir: Imposible.

Si en algún momento en el trayecto a tus sueños alguien, o tú mismo, los define como imposibles, recuerda los muchos inventos que en su momento lo fueron y hoy son una realidad. Piensa entonces para ti:

Sí. Imposible… ¡Hasta que lo logre!

Deja un comentario