Expandiendo tus sueños

La noche de anteayer estuve viendo un documental sobre un joven vaquero brasileño que tenía el sueño de ser domador de toros de Rodeo. 

Él había vivido toda su vida en ranchos y actualmente vivía solo en uno, encargado del ganado. En medio de la nada, tenía pocas opciones de entretenimiento, dentro de ellas ver la televisión, donde la novela de moda estaba ambientada en vaqueros de rodeo. La estrella principal: Un domador de toros.

¿Porqué te lo comparto?

Porque es un claro ejemplo que nuestros sueños están limitados por nuestra área de conocimiento. Debemos buscar aprender y conocer tanto como podamos para poder expandir nuestras áreas de acción.

Y desde luego es una profesión muy honrosa, pero según el documental, es también el deporte organizado más peligroso del mundo. En una noche lo común es que haya varios lesionados.

La materia prima de nuestros sueños son nuestros pensamientos. De ahí que debemos cuidar mucho qué alimentamos a nuestra mente. 

Podemos vivir con muchas opciones y aún así elegir cosas que nos limiten en nuestros objetivos. 

Quienes tenemos acceso a internet, somos invitados a un gran bufete de conocimiento. A diferencia de los bufetes tradicionales, en este hay secciones con “alimentos” echados a perder; otros con comida muy rica y nutritiva; otra sección con comida rica que no nutre.

De nosotros depende de qué información alimentamos nuestra mente. Solo debemos ser conscientes de que también con ello, expandimos o limitamos nuestros sueños.

Deja un comentario