La depresión de los Yuppies y cómo evitarla

Si naciste entre los años 1982 al 2000 perteneces a la llamada generación del Milenio. Dentro de esta, hay una subcategoría especial para quienes además son jóvenes profesionistas que escalan o desean escalar de clase social, posición laboral y/o nivel de poder: Yuppies del inglés “Young Upward-mobile Professional”.

Por sus estudios universitarios tienen un buen nivel de ingresos y de vida, sin embargo, muchos de ellos no son felices. ¿A qué se debe?

De manera muy simplista, podemos definir el nivel de felicidad de una persona mediante la fórmula:

Felicidad = Realidad – Expectativas

Cuando la realidad es mejor de lo esperado, uno es feliz. Cuando, por el contrario, las cosas están peor de lo que esperábamos nos decepcionamos.

¿Pero porqué se genera esta diferencia entre expectativa y realidad?

Las expectativas de la cada nueva generación son moldeadas por la realidad que vivió la generación que la cría. Así, los padres que vivieron la gran depresión y la segunda guerra mundial, conocidos como “La generación GI” criaron a los “Baby Boomers” con una expectativa de trabajo duro y sacrificios para llegar al éxito.

Para los Baby Boomers, el éxito esperado era tener seguridad económica. Gráficamente WaitButWhy.com lo ejemplifica como llegar a tener un jardín verde y sano:

Expectativas de los Baby Boomers

Afortunadamente cuando los Baby Boomers se incorporaron al sector productivo experimentaron décadas de crecimiento económico. ¡Les fue mejor de lo que esperaban!

El pasto no solo era verde y sano, sino además abundante.

Realidad de los Baby Boomers

Debido a que tuvieron más éxito del que esperaban, los Baby Boomers se criaron a sus hijos con optimismo.  Transmitiendo a sus hijos que ellos pueden lograr lo que deseen. Recordemos, además, que a los Baby Boomers les tocó vivir el viaje a la luna.

De ahí que la expectativa de éxito para los Yuppies sea ya no solo conseguir un campo verde y sano, sino además abundante y, ¿Porqué no?, con flores.

Expectativa de los Yuppies

Adicionalmente, los Yuppies no solo desean conseguir superar los logros de sus padres, sino además, hacerlo en una carrera que los llene emocionalmente. Mientras los Baby Boomers buscaban un trabajo “estable”, los Yuppies desean “seguir su pasión”.

“Si me lo propongo podría ser Presidente… ¿Pero es la política realmente mi llamado? No… No, eso sería conformarme.” – (WaitButWhy.com)

Es más, muchos Yuppies fueron criados con tal sentido de optimismo que se les transmitió el mensaje: “Tú eres mejor que los demás, tú eres especial.” Lo que WBW.com define como los “GYPSYs” (Gen Y Protagonists & Special Yuppies).

Así que, como son especiales, no solo debe haber flores en el jardín, eso cualquiera. El jardín de un GYPSY además tiene un Unicornio que arroja arcoíris por el hocico. Y, desde luego, sin en menor tiempo y con menor esfuerzo que le requeriría a los demás. Pues ellos son mejores que los demás.

Su expectativa de logro anda más o menos así:

Expectativa GYPSY

Como son especiales, solo es cuestión de que el mundo se de cuenta lo maravillosos que son para que el éxito llegue de inmediato.

El problema, es que en la realidad, conseguir el éxito lleva tiempo, aún y cuando tengamos habilidades especiales. 

Y como decíamos:

Felicidad = Realidad – Expectativas

Al tener expectativas infladas, cualquier logro, por importante que sea, les genera desilusión y tristeza.

GYPSY frustrado

Para colmo de males, la generación actual tiene una imagen distorsionada del éxito de sus amigos y ex compañeros de escuela debido principalmente a las redes sociales. Pues la mayoría procuramos poner solo lo bueno que nos pasa. Así que, aparentemente, a los demás les va mucho mejor que a nosotros.

GYPSY frustrado al compararse

Y mientras las generaciones anteriores preferían ahorrar que aparentar. Los Yuppies tienden a endeudarse para buscar acercarse a la imagen idealizada que tienen de sus conocidos. 

¿Se trata entonces de dejar de soñar y conformarse?

No. Hay que soñar, es lo que nos permite crecer y realizarnos. 

Se trata de darse cuenta de que todo lo que valga la pena lleva tiempo. De esperar trabajar mucho por nuestro sueño sin ver resultados inmediatos y de valorar lo que vayamos consiguiendo en el camino. Compitiendo siempre con nosotros mismos y nadie más. 

Este artículo está traducido y adaptado de "Why Generation Y Yuppies Are Unhappy" te recomiendo leer también el artículo original.

Forma parte del material del curso "Liderazgo Generacional" que imparto en empresas.

Deja un comentario