Mientras más huyes de un problema, más grande se vuelve... así que ve y enfréntalo.

La magia de enfrentar los problemas

Hace unos días me encontré con la tira cómica que hoy te comparto.

No pude evitar identificarme, , ¿A quién no le ha pasado que le sacas la vuelta a un problema y te parece cada vez más complejo, y por lo tanto más le huyes?.

Lo extraño es que cuando finalmente decides hacerle frente, te das cuenta que en realidad era muy sencillo de resolver.

“Mientras más huyes de un problema, más grande se vuelve… así que ve y enfréntalo.” Anónimo 

Hay una frase de Carlos Slim que ya he compartido antes y que me recuerda esta realidad:

“La ocupación desplaza a la preocupación y los problemas, al enfrentarlos, desaparecen. Así, los problemas deben hacernos cada vez más fuertes.” Carlos Slim

Ahora bien, es cierto que la mayoría de los problemas prácticamente desaparecen al hacerles frente; pero hay otros que en realidad sí son complejos.

Lo que en realidad sucede con los problemas complejos es que son muchos problemas sobre una misma cosa.

Por ejemplo, una mala relación de pareja es un problema complejo, formado por problemas como falta de comunicación, falta de empatía, desconfianza, etcétera.

En situaciones así, debemos encontrar los pequeños problemas que conforman el todo y hacerles frente a cada uno.

Cuando un grupo de problemas te abrume, escríbelos, eso te ayuda a sacarlos de tu mente. Analiza si realmente son problemas individuales o un conjunto de problemas. Depura la lista hasta llegar a situaciones específicas, indivisibles.

Luego haz lo que harías si un grupo de personas atacaran a una sola. Diles: “De uno por uno, no sean montoneros”. Elige al que más te atemorice y hazles frente uno a uno.

No es sencillo. Pero vale la pena. Cada problema es un reto. Una lección de vida. Mientras más pronto le hagamos frente más pronto podrémos aprender de él y seguir adelante.

Imagen tomada de: 9gag

Deja un comentario