La mejor manera de pelar manzanas

Érase una vez una persona que tenía el sueño de vender pays de manzana.  Parte del proceso de elaboración incluía desde luego, el pelar manzanas.

¿Cuál es la mejor manera de pelar manzanas? Se preguntó. 

Preguntando llegó a un hombre que había desarrollado una habilidad impresionante para pelar manzanas. Le habías costado años de práctica y alguna que otra herida el dominar el arte de pelar una manzana rápida y eficazmente. Aquí su método:

Nuestro amigo quedó impresionado, aprendió el método y logró reducir su tiempo para pelar manzanas. Luego contrató gente que le ayudara, invirtió en su capacitación y logró aumentar la producción.

Pero tener a tanta gente pelando manzanas le generó problemas: A veces las personas faltaban, algunas otras a veces se lastimaban y el gobierno le aumentó el costo de la seguridad médica para sus trabajadores porque era un trabajo de riesgo.

Así que nuevamente nuestro amigo buscó asesoría para ver cuál era la mejor manera de pelar manzanas. Llegó ahora con un chef, que le dijo que él también tuvo el mismo problema durante mucho tiempo, hasta que encontró una eficaz e ingeniosa solución:

¡Increíble! pensó nuestro emprendedor amigo. ¿Cómo no se me ocurrió antes? Comenzó a invertir en taladros y poco a poco fue haciendo más eficiente el proceso. Algunos empleados se quedaron en la actividad, otros fueron colocados en otros puestos y otros más dejaron la empresa.

Pero la producción era mucho más eficiente, se redujeron muchísimo las lesiones de sus trabajadores y bajó la prima de riesgo. Esto le permitió mantener los precios para sus clientes a pesar de que había aumentado el precio de la manzana y comenzaron a ganar más clientes.

Llegó el momento en que el negocio creció mucho más. Comenzó a vender sus pays a través de intermediarios. Como es mi cliente, digamos que se los vendía a Tiendas OXXO, que como están “Siempre Listos, Siempre Ahí” le permitieron aumentar exponencialmente sus ventas, llegando a más ciudades y estados (fin del comercial).

Estaba contento con el proceso que tenía. Pero basado en la experiencia previa, decidió buscar si habría una manera aún mejor de pelar manzanas. Para su sorpresa sí, había un grupo de ingenieros que tenían patentada y comercializaban una impresionante máquina, la “AS 16 apple peeler” que no solo pelaba, sino también cortaba la manzana:

Con esta nueva máquina fue capaz de incrementar la rapidez de producción, con una mayor consistencia, mejor presentación y a un menor costo.

Y vivieron felices por siempre. FIN.

¿A qué voy con esta historia?

Sin importar lo que hagas busca siempre maneras de hacer las cosas de manera más eficiente. Debemos preguntarnos constántemente. ¿Qué podría estar haciendo mejor? ¿Cómo podría hacer esto más rápido? ¿Cómo podría beneficiar a más gente? ¿Realmente es necesario esta actividad?

En contrasentido te recomiendo ver el documental “Jiro Dreams Of Sushi” donde Jiro Ono, el maestro del Sushi más reconocido del mundo, hace las cosas de manera muy artesanal. En su caso, el método de elaboración manual, apegado a la tradición japonesa, es altamente valorado por sus clientes. Pero aún así hay procesos que ha reducido y mejorado para ser más eficiente.

El objetivo es cuidar aquello que da valor a lo que hacemos. Para nosotros y para nuestros clientes o nuestra empresa.

Deja un comentario