La regla de las 10,000 horas

Guitarra

El conductor mexicano de televisión César Costa, presentó a su invitado musical de ese día.

La imagen cambió a mostrar a un hombre en una silla. Sujetaba una guitarra.

Era sorprendente la habilidad que tenía, dejó a todos en ese programa maravillados. También a mi. Y estoy seguro también a miles de personas que lo veíamos por televisión.

El público aplaude, algunos se ponen de pie. Entran los conductores a cuadro para entrevistarlo.

No recuerdo, pero debieron ser las preguntas de costumbre: ¿A qué edad iniciaste? ¿Cómo nace tu gusto por la guitarra? ¿Qué lugares has visitado?… Pero hubo una pregunta que se grabó en mi memoria.

– ¿Cuanto tiempo practicas? le preguntó Rebeca de Alba.
– 10 horas diarias. Contestó él
– ¿¡10 horas cada día!? preguntó asombrado César Costa
– Sí, en promedio, sí. Afirmó el músico.
– No, ¡Pues así cualquiera!; escapó al conductor, lo que hizo reír al entrevistado, al público y a mi.

¿Porqué te cuento esto?

Porque recientes estudios indican que César Costa no estaba tan lejos de la realidad.

En el libro “Outliners: The story of success” escrito por Malcolm Gladwell y recomendado a un servidor por mi amigo Pepe, para no decir Paco, el autor menciona mediante ejemplos y estudios que la clave para tener éxito en cualquier actividad es la llamada “Regla de las 10,000 horas”.

La citada “regla”, se basa en estudios realizados por Anders Ericsson, donde concluye que se requieren aproximadamente 10,000 horas de práctica para alcanzar un desempeño extraordinario en cualquier actividad.

¿10,000 horas te parecen muchas? Brian Tracy en su libro “The Power” lo pone en perspectiva: El tiempo va a pasar de cualquier forma. Mejores o no. La pregunta es, ¿Qué tanto habrás mejorado cuando ese tiempo haya pasado?

“El mejor momento para plantar un árbol fue hace 20 años. El segundo mejor es hoy.” Anónimo

Ahora bien, recordemos que realizar una actividad no es lo mismo que practicar, esto es, si una persona juega fútbol todos los fines de semana no obtendrá los mismos resultados que una persona que activamente entrena todos los fines de semana. La diferencia es que uno realiza la actividad; mientras que el otro busca mejorar.

Para llegar a nuestro sueño hay ciertas cualidades que debemos desarrollar.

Cualidades que quizá ya vemos en alguna persona y que pensamos imposibles de lograr. Los vemos como el guitarrista del programa, como virtuosos que nacieron con un don especial.

Ahora bien, es verdad que ciertas personas tienen ventajas natas sobre otras. Por ejemplo una persona alta, es más apta para jugar basquetbol.

Pero, ¿Qué piensa Michael Jordan? Definitivamente no fue el jugador más alto de la NBA, pero sí el mejor de todos los tiempos.

En el comercial de Tenis Nike llamado “Maybe it was my fault” (quizá fue mi culpa) dice ante un grupo de jóvenes:

“Quizá te hice creer que el basquetbol era un don divino y no algo por lo que trabajé cada día de mi vida; o quizá ustedes están buscando excusas” Michael  Jordan

Bueno, quizá Michael fue la excepción, pero vamos, hay gente como Einstein que nacen con una inteligencia superdotada. ¿Qué dijo Einstein?

Es una ironía que yo haya sido objeto de excesiva admiración, puede ser por el deseo, inalcanzable para muchos, para comprender las pocas ideas a las que he llegado a entender con mis débiles fuerzas a través de un esfuerzo incesanteAlbert Einstein (min 3:10)

Así que lucha, lucha con esfuerzo incesante, cada día, en ser mejor en aquello que te permitirá constuir tu sueño.

Autor: Vicente Campos - Conferencista

https://plus.google.com/u/0/100107131067583559437

Deja un comentario