Mike: El gallo sin cabeza

Mike el gallo sin cabeza

Había escuchado que cuando le cortan la cabeza a una gallina, esta sigue con vida durante algunos minutos, de ahí la expresión “anda como gallina sin cabeza”. 

Estaba buscando si lo que había escuchado era cierto, cuando me topé con la historia de Mike, un gallo que vivió no unos minutos, sino días, semanas y meses sin cabeza. ¡18 meses sin cabeza!

Mike el gallo sin cabezaCierto día la esposa de Lloyd Olsen le pidió que matara un pollo para la comida. Eligió para el banquete a Mike, un joven y apetitoso gallo de cinco meses. El granjero falló el hachazo y no cortó el cuello de manera horizontal, sino un tanto inclinada, dejando parte del tronco encefálico intacto, que es donde se regulan las funciones vitales de esta especie.

Al ver que el ave no solo no moría, sino que era capaz de mantenerse de pie, el Lloyd Olsen decidió comenzar a cuidarlo, alimentándolo por el cuello con leche y granos.

De esta manera el gallo Mike, fue capaz de vivir por más de 18 meses, literalmente sin cabeza.

¿Porque te comparto esta historia?

Porque así como Mike, yo también he pasado más de 18 meses sin cabeza. Claro, no literalmente, pero sí realizando solo funciones elementales para sobrevivir.

Y es que a veces comemos porque si no nos morimos, pero se nos olvida disfrutar de la comida, darnos el tiempo de masticar y saborear.

Peor aún, a veces se nos olvida disfrutar de nuestro trabajo, de la importancia que tiene para el mundo, nuestra familia y nosotros.

Hacemos las cosas sin pensar, en automático, como siempre se han hecho. Sin detenernos a pensar si lo que hacemos podría hacerse mejor o incluso si realmente es necesario hacerlo.

Y lo peor de todo, nos volvemos gallos y gallinas sin cabeza con nuestra familia, hablando solo de lo necesario para que haya comida y servicios. Sin comunicarnos de manera trascendental.

Hay personas que podrían figurar en el libro de récord Guiness: ¡Humano vivió toda una vida sin cabeza (o al menos, sin usarla)!

Autor: Vicente Campos - Conferencista

https://plus.google.com/u/0/100107131067583559437

2 opiniones en “Mike: El gallo sin cabeza”

  1. Excelente reflexion Vicente, creo que nos pasa a la gran mayoria, para no andar sufriendo con el estres diario, nos ponemos en modo de piloto automatico, pero haciendo eso no solo nos olvidamos del estres, sino como bien lo dices, de disfrutar de aquellos momentos que le dan a nuestra vida el significado.

    1. Gracias por tu comentario Christian.

      Sí, a todos nos ha pasado en un momento u otro con las prisas.

      Tienes razón, son esos pequeños momentos los que dan significado a nuestras vidas.

Deja un comentario