“Si tu eres como yo, habrás fallado como hijo…”

Mi papá y yo

Cuando era adolescente le dije una vez a mi papá: “Cuando sea grande, quiero ser como tú.”

Su respuesta me dejó helado:

“No, tu tienes que ser mejor que yo. Porque si no es así, tú habrás fallado como hijo, y yo habré fallado como padre.” – Daniel Campos

Suena irrespetuoso el principio, pero es verdad. Nuestro deber como hijos no es ser como nuestros padres, sino superarlos. Y como padres, debemos formar a nuestros hijos para que estos a su vez nos superen a nosotros.

El respeto y amor radica en recordar y agradecer que lo que somos es gracias a ellos. Yo tengo ingeniería y posgrado, mis padres no. ¿Eso me hace más que a ellos? No. Eso nos hace más a los 3. Porque fueron ellos quienes me formaron como persona y pagaron por mi educación desde preescolar hasta la carrera.

Yo tengo que lograr más de lo que ellos han logrado. No porque yo sea mejor, sino porque inicio con mejores bases, con todo lo que ellos han logrado hasta hoy. Tengo como ventaja la experiencia que ellos me han transmitido.

Papá, mamá, como siempre les digo cuando publican orgullosos algún logro mío o de mis hermanos. Nuestros logros son suyos. Seguiremos juntos superando lo que como familia hasta hoy hemos logrado. Difícil tarea tenemos sus hijos. Pero nos toca ponérsela aún más difícil a sus nietos.

Autor: Vicente Campos - Conferencista

https://plus.google.com/u/0/100107131067583559437

Deja un comentario