Acabar con tus enemigos. La mejor manera.

¿Acaso no destruimos a nuestros enemigos cuando los hacemos amigos nuestros? Anónimo

La mejor manera de acabar con nuestros enemigos, es cuando logramos resolver nuestras diferencias y rescatando lo que tenemos en común.

Sé que es difícil, pero vale la pena intentarlo. La vida es muy corta y da muchas vueltas para darnos el lujo de tener enemigos. Continuar leyendo “Acabar con tus enemigos. La mejor manera.”

¿Regalarías a quien quieres algo que no te gusta?

– “¿Los quieres?” decía Sonia, para no decir el nombre de mi hermana Angélica.
– “Claro, ¡Gracias!” respondía yo al ofrecimiento de una bolsa de fritos recién abierta.
– “Es que no me gustaron” decía ella.
– “…” Recién había dado yo la primer mordida.

De pronto, esa última frase, hacía que me preguntara, ¿Qué tienen de malo? ¿Estarán pasados?

No, realmente estaban bien, pero el hecho de saber que era algo que ella no quería, hacía que me los comiera – porque claro, me los comía – esperando el momento en que tampoco a mi me gustaran.

¿Porqué lo traigo a colación? Continuar leyendo “¿Regalarías a quien quieres algo que no te gusta?”

¿Qué te comes primero, las papas o hamburguesa?”

Estaba en casa de mi amigo Pepe -para no decir Paco- cuando su mamá nos llamó a comer.

Generalmente aceptaba la invitación sin necesidad que insistieran.

Ese día no sería la excepción: Mi madrina había preparado una deliciosa hamburguesa acompañada con papas fritas.

La hamburguesa se veía riquísima, la que pongo en la foto se queda corta.

Tanto se me antojó, que decidí comerme primero las papas y comer la hamburguesa al final.

Ese fue mi primer error.

Cuando finalmente estaba por dar la primer mordida a la hamburguesa, mi hermana tocó a la puerta. Decían mis papás que ya me regresara, saldríamos de viaje o algo así.

Me fui de inmediato. Dejando ahí la hamburguesa entera.

Ese fue mi segundo error.

Mi amigo, amablemente, se sacrificó por mi y evitó se desperdiciara. ¡Todo un mártir!

¿Porqué te comparto esta anécdota? Continuar leyendo “¿Qué te comes primero, las papas o hamburguesa?””

En el ajedrez, ¿Pueden ganar los dos?

Dos hombres jugaban ajedrez mientras el nieto de uno de ellos los observaba con atención.

Después de un tiempo, pensativo, pregunta a su abuelo:

– “En el ajedrez, ¿Pueden ganar los dos?”
–  No, responde el abuelo, claro que no.
– Entonces abuelo, ¿Para qué juega el otro?

Continuar leyendo “En el ajedrez, ¿Pueden ganar los dos?”