Me pasó algo increíble en Google

Estaba buscando una imagen para una conferencia. Entré a Google y escribí un par de palabras que describían lo que estaba buscando, me mostró un conjunto de páginas relacionadas, luego seleccioné el enlace para ver específicamente imágenes. ¿Sabes qué pasó? Lo que seguramente también a ti te ha pasado frecuentemente.  Continuar leyendo “Me pasó algo increíble en Google”

Los problemas que me gusta tener

Solucionando problemaQuiero bajar de peso. Tengo mucho trabajo. Traigo gastos adicionales en la casa… Esos y otros muchos problemas, son problemas que me gusta tener.

¿Cómo?

Sí, a veces nos sentimos abrumados por problemas que tenemos. Pero si nos permitimos ver desde otra perspectiva, nos daríamos cuenta que son problemas que da gusto tener. Por ejemplo:

– Quiero bajar de peso. Es un problema que me gusta tener, es consecuencia de que puedo comer más de lo que necesito, que mi esposa cocina muy rico y que mis amigos y familiares siempre se desviven en atendernos.

– Tengo mucho trabajo. Es un problema maravilloso, que muchas personas que no tienen un empleo desean tener. Además mi trabajo es la forma en que ayudo a otras personas y que puedo procurar un ingreso para mi y mi familia.

– Traigo gastos adicionales en mi casa. Este es mi problema favorito, causado por una integrante que está por llegar a mi familia y que estamos esperando con muchísima alegría.

De tus problemas, ¿Cuáles te gusta tener?

¿Porqué se quedó afónica nuestra mascota?

Cuando me casé venían incluídas 3 perritas.

La que “adorna” este artículo lleva por nombre “Negrita” por obvias razones.

Siendo todas hembras nos extrañó un día escuchar un ladrido muy ronco en el patio de atrás de nuestra casa, su casa.

Poco tardamos en darnos cuenta de que se trataba de la “Negrita”, había estado ladrando tanto que se lastimó la garganta.

Y es que en nuestra pared hay un agujero pequeño, a través del cual se puede ver al patio del vecino. Y ahí se pasaba el rato la perrita, asomándose por el hueco hasta que veía al perro que el vecino tiene en su patio, para soltarse entonces a gruñir y ladrar.

Tanto y tanto lo hizo esa vez, que como les conté un día amaneció con voz ronca.

¿Porqué les comparto esta anécdota?

Porque muchas veces las cosas que nos molestan llegan sin buscarlas. Pero vale la pena reflexionar, si a veces, no estamos mirando pacientemente por un agujero, buscando ver lo que nos molesta, aún a costa de hacernos daño.

Prueba de concentración

Hace tiempo me topé con este vídeo llamado “awareness test”.

En el vídeo hay 2 equipos de jugadores de basketball, uno vestido de blanco y otro vestido de negro. Cada uno con un balón.

Para revisar que tan buena o mala concentración tenemos, se nos pide contemos el número de pases que da el equipo con ropa blanca.

¿Suena fácil? Escribe en comentarios cuantos pases cuentas: Continuar leyendo “Prueba de concentración”