Archivo de la etiqueta: negocio

Corporación Vs Empresa propia

¿Para lograr tu sueño es necesario tener tu propio negocio?

Navegando en LinkedIn me encontré la imagen que acompaña este artículo. La cual propone que trabajar para una corporación es como correr sin ir a ningún lado y que poner tu propia empresa es duro, pero es avanzar.

¿Realmente es necesario tener tu propio negocio para lograr tus sueños? En una palabra: NO Sigue leyendo

Una sola manzana

El árbol de una sola manzana

 Terminó de comer una manzana y decidió guardar las semillas. Pensó: Si la planto, dentro de unos años tendré muchas manzanas.

 Así lo hizo, al poco tiempo salió un pequeño árbol, el cual cuidó por años, dándole agua, abonando la tierra, evitando las plagas, protegiéndolo de los fríos extremos.

 Después de varios años de cuidados lo que una vez fue una pequeña semilla, se había vuelto un árbol grande y frondoso, de más de 10 metros de alto.

 Pero algo extraño pasó. El árbol tuvo una sola flor y de esta, surgió una sola manzana.

 Debió ser por ser la primera vez que florea pensó su dueño.

 Cuidó y esperó pacientemente al próximo año. Para su decepción el árbol dio una sola manzana, igual que al año siguiente.

 Decidió entonces preguntar a un amigo, quien le dijo que era un caso extraño, él tenía varios manzanos que daban muchas más manzanas por año. Le ofreció regalarle un árbol pequeño si quería.

 Nuestro amigo aceptó, llevó el árbol a casa y reemplazó al manzano de una sola manzana.

¿A qué viene esta historia?

 La comparto, porque es importante evitar en todo momento ser como ese árbol que da poco fruto.

 Al trabajar para una empresa, debemos procurar generarle o ahorrarle varias veces lo que nos pague.

 Dar servicios o productos que generen beneficios en nuestros clientes que les genere un beneficio mucho mayor al pago que han hecho.

 De no dar un beneficio mucho mayor que el pago recibido, seremos como un árbol que da poca manzana, y nuestro cliente o empleador buscará otro que le de más y mejores frutos.

 Da siempre tu mejor esfuerzo, se un árbol de fruto abundante.

Motivacional: El niño que no aprendió a andar en bicicleta.

Motivacional: El niño que no aprendió a andar en bicicleta.

Un niño quería aprender a andar en bicicleta. Cuando finalmente lo intentó al poco tiempo se cayó y se raspó sus rodillas. Entre lágrimas dijo que no volvería a subirse a intentarlo.

Y así fue. El niño, nunca aprendió a andar en bicicleta.

¿Qué podemos aprender de esta breve historia?

Seguramente tu aprendiste a andar en bicicleta igual que yo. Cayendo, llorando, levantándote y volviéndolo a intentar.

¿No te parece extraño entonces que cuando se trata de realizar nuestros sueños actuemos de forma diferente?

Para lograr nuestros sueños debemos retomar las lecciones de como aprendimos a andar en bicicleta:

  • Entender que el proceso no está exento de caídas.
  • Que esas caídas a veces duelen.
  • Que es normal que no podamos lograrlo al primer intento.
  • Entender que lo más importante es aprender y seguir intentando.
  • Tomar ejemplo de que si otras personas pueden, nosotros también seremos capaces de hacerlo.
“El camino a nuestros sueños no siempre es fácil. Pero siempre vale la pena” Vicente Campos

Nota: La historia es ficticia, los niños no dejan de intentar tras una caída. Eso lo aprendemos de grandes.