¿Qué te comes primero, las papas o hamburguesa?”

Estaba en casa de mi amigo Pepe -para no decir Paco- cuando su mamá nos llamó a comer.

Generalmente aceptaba la invitación sin necesidad que insistieran.

Ese día no sería la excepción: Mi madrina había preparado una deliciosa hamburguesa acompañada con papas fritas.

La hamburguesa se veía riquísima, la que pongo en la foto se queda corta.

Tanto se me antojó, que decidí comerme primero las papas y comer la hamburguesa al final.

Ese fue mi primer error.

Cuando finalmente estaba por dar la primer mordida a la hamburguesa, mi hermana tocó a la puerta. Decían mis papás que ya me regresara, saldríamos de viaje o algo así.

Me fui de inmediato. Dejando ahí la hamburguesa entera.

Ese fue mi segundo error.

Mi amigo, amablemente, se sacrificó por mi y evitó se desperdiciara. ¡Todo un mártir!

¿Porqué te comparto esta anécdota? Continuar leyendo “¿Qué te comes primero, las papas o hamburguesa?””

Una porción de vida

El regalo más grande que le puedes dar a alguien que amas es tu tiempo. Le estarás dando una porción de tu vida que jamás regresará a ti. Anónimo

Eso pienso de quien me hace el honor de visitar esta página y leer estas letras: Me regala una porción de su vida.

Gracias.

A quien se toma el tiempo de sugerir algo, de compartir un artículo con amigos, de comentar. Gracias.

Y para que esta porción de vida que con gusto les regalo no se vaya sin consejo, te propongo esta reflexión: Continuar leyendo “Una porción de vida”

Usa Tu Sistema de Posicionamiento Emocional

Sistema de Posicionamiento Emocional

Cada cierto tiempo, a todos nos llegan momentos en los que debemos tomar decisiones que cambiarán el rumbo de nuestra vida. ¿Cómo saber cual es el mejor camino a tomar?. Es ahí donde entra en juego el Sistema de Posicionamiento Emocional o EPS -por sus siglas en inglés-.

¿Pero qué es un EPS? Comúnmente escuchamos hablar de GPS. Estas siglas significan en español Sistema de Posicionamiento Global. Es gracias a esta tecnología maravillosa que gente como yo, que carece de sentido de orientación, puede llegar a su una dirección sin dificultad, aún sin haber viajado anteriormente por ese camino.

Pues bien, el EPS o “Sistema de Posicionamiento Emocional” es su equivalente para la toma de decisiones de vida. La primera vez que lo escuché de Oprah Winfrey en su discurso a graduandos de Stanford. Hoy se los comparto.

¿En qué consiste el Sistema de Posicionamiento Emocional?

Usemos el GPS como analogía. Este aparato primero detecta nuestra posición actual y posteriormente nos pide indicar hacia donde queremos ir. Entonces nos muestra una visión general de cual será la ruta. Posteriormente, nos da indicaciones de como vamos, donde dar vuelta, en donde bajar la velocidad, y más importante, nos ayuda a retomar el camino si nos tomáramos una ruta incorrecta.

En el camino a nuestros sueños, muchas veces nos sentiremos perdidos. Es normal. Estamos yendo por un camino que no conocemos. Es por esto que se vuelve importante hacer caso de nuestro Sistema de Posicionamiento Emocional, para que nos sirva de guía, tal como lo hace un GPS en un viaje en carretera.

Todos contamos con un EPS, pero no siempre lo usamos.

Para usar nuestro EPS debemos preguntarnos:
– ¿Donde estoy? ¿Cómo me siento con lo que hago actualmente?
– ¿Donde me gustaría estar? ¿Cuál es mi sueño? ¿Cómo quiero sentirme en determinado tiempo?

Una vez que hayamos definido un destino deseado, habrá que hacernos de un mapa general, un trayecto probable del camino a tomar.

Ya con un destino y una ruta probable, debemos ver el camino que tenemos enfrente, y buscar continuamente las acciones que nos acercan a eso que deseamos.

Si en algún momento sentimos duda del camino que tomamos; o cometemos un error que nos aleje de nuestro sueño, nuestro Sistema de Posicionamiento Emocional nos dará señales de que algo anda mal y nos ayudará a retomar el camino que nos acerque a nuestro sueño.

De tal forma, cuando debamos decidir entre dos posibles trayectos de vida, podremos elegir de mejor manera aquello que nos hará sentir mejor en el largo plazo, que sabemos nos acercará más a nuestro destino. A nuestro sueño.

En momentos de duda, escucha tu interior y toma el camino que marque tu Sistema de Posicionamiento Emocional.

Imagen tomada de aquí