Sobre Tony Melendez y la resignación

Tony MelendezHay una oración que dice:

“Dios, dame la serenidad de aceptar las cosas que no puedo cambiar;
Valor para cambiar las cosas que puedo;
y sabiduría para conocer la diferencia.” – Reinhold Niebuhr

¿Qué tiene que ver con Tony Melendez?

Hace unos días me preguntaban en la segunda Twitcam el porqué la vida es tan injusta a veces. Respondí que no sabía, y entonces recordé a Tony Melendez.

Vaya que si la vida fue injusta con él, nacer sin brazos. ¿Porqué él? ¿Porqué no yo? Ni él hizo algo para nacer sin brazos, ni yo para nacer con ellos. Es injusto.

Sí, en la vida hay cosas que no podemos cambiar, que son injustas, como lo que le sucedió a él.

De niños ambos compartimos el interés por la música, ambos quisimos aprender a tocar la guitarra. ¿La diferencia? Mi guitarra se quedó empolvada.

Él no se resignó tan fácilmente, no tenía brazos pero tenía pies, diariamente practicaba 5 o 6 horas, “con eso la música comenzó a oírse como música” (Tony Melendez).

“Yo veo una persona como usted, que tiene los brazos y las piernas, tienen todo, y dicen “no puedo, no puedo”. Sí puedes, sí puedes. Por favor no me digas que no puedes, porque usted puede hacer mucho más.” Tony Melendez

Sí, debemos aprender a serenarnos y aceptar lo que no podemos cambiar; pero cuidado, no sea que nos estemos abandonando nuestro sueño antes de tiempo.

“No pidas una carga ligera, pide unas espaldas fuertes” Theodore Roosevelt

Actualización: A petición de Benjamín, aquí está un vídeo de Tony Melendez tocando la guitarra: