Una vida con bloopers

Jackie Chan con los lentes al revés - Blooper - Mi vecino es un espía

Ayer estaba viendo la película “Mi Vecino Es Un Espía” y me quedé viendo los bloopers o errores de grabación. Cosas que en la película se veían muy fluidas y a la primera, realmente requirieron varias tomas para quedar bien. 

Te recomiendo la película y te comparto los bloopers que menciono:

¿Pero a qué voy con todo esto?

A veces podemos desanimarnos porque las cosas no se nos dan como quisiéramos, porque intentamos y no conseguimos lo que queremos o cometemos errores y no nos sale “perfecto”. 

Y pongo “perfecto” porque realmente ninguna película lo es. Cuando buscas en internet información sobre películas que han ganado premios internacionales por su gran producción siempre será posible encontrar algún error de secuencia, que aparezca algún objeto que no corresponde a la época, algún miembro de la producción que alcanza a salir y un sin fin de errores que escapan a todos los involucrados en entregar un producto “perfecto”.

Cuando se filma una película es posible cortar, volver a grabar y editar posteriormente. En la vida real no. Los errores que cometemos no podemos quitarlos, debemos aprender a aceptarlo y ver cómo podemos sobreponernos a ellos, aprender y mejorar.

Así que no te preocupes si las cosas no te salen bien a la primera toma. Ni con mil tomas una película es perfecta, no esperemos que la película de nuestra vida lo sea.

Dicen por ahí que solo quien no intenta nada no comete errores. 

Intenta, aprende, corrige y vuelve a intentar. Que solo así harás de tu vida una gran película. 

Nota: Este artículo no quedó a la primera, y seguramente se me escapa algún detalle en la edición.

Autor: Vicente Campos - Conferencista

https://plus.google.com/u/0/100107131067583559437

Deja un comentario