Oruga caminando

¿Y si la oruga no se vuelve mariposa?

¿Te imaginas a una oruga diciendo: “No, yo no voy a volverme mariposa, si alguien me quiera que me quiera como nací”?

Y es que seguido leo frases como:

“Quien te quiera te aceptará tal como eres”

“Quien me quiera, que me acepte con mis defectos”

Y otras variaciones de la misma idea.

Y es que es más fácil decir: “Así soy, y quien me quiera que me acepte”. Que pensar: “Así soy, ¿Qué puedo mejorar?”.

Y es que no se trata de cambiar quien eres; sino de volverte una mejor versión de ti mismo.

La oruga que pasa por el proceso de transformación, sigue siendo ella misma cuando ya es mariposa. Mejora sin dejar de ser ella.

Nosotros también podemos transformarnos sin dejar de ser nosotros mismos:

  • Puedes ser fiestero; pero puedes aprender a tomar con moderación.
  • Puedes tener carácter fuerte; pero puedes aprender a controlar tu temperamento.
  • Puedes ser celosa; pero puedes platicar lo que te causa celos sin hacer escenas o problemas.

Repito, no se trata de renunciar a lo que eres. Se trata de ser una mejor versión de ti mismo.

De igual manera, para alcanzar nuestros sueños, debemos de pasar por un proceso de transformación, para transformarnos en una versión de nosotros mismos a la altura de nuestros deseos.

2 pensamientos sobre “¿Y si la oruga no se vuelve mariposa?”

Deja un comentario